|
El sistema editorial universitario sufre un devastador recorte presupuestario
recorte_presupuestario

La próxima feria de Frankfurt del 10 al 14 de octubre no contará con la presencia de las editoriales universitarias argentinas.
La Secretaria de Políticas Universitarias no  asignó el presupuesto destinado para el fomento del libro en las ferias internacionales.
Este año, una de las acciones fundamentales del mundo editorial para promover acuerdos comerciales y difundir internacionalmente los títulos universitarios nacionales, no podrá realizarse.
A esta decisión política, se suma el cierre de la Librería Universitaria Argentina (LUA). Con una fuerte concentración editorial en Argentina (solo cinco grupos editoriales producen el 41 por ciento de los ejemplares del sector comercial) este cierre perpetúa la lógica de las cadenas comerciales y no permite al Estado intervenir sobre el mercado.
La grave situación editorial en nuestro país se complejiza  en todas sus áreas tanto en los procesos de publicación hasta la comercialización, que a partir de la implementación de políticas públicas  debilitan cada vez más la actividad.
Según la  Cámara Argentina del libro (CAL) el descenso en la venta en lo que va del año fue casi del 30 por ciento sumado a los altísimos costos de producción que afrontan las editoriales para realizar sus publicaciones.