|
Insumisas
insumisas

Susana Tale

“La literatura dramática no es teatro, lo sabemos. Porque lo verbal, la letra escrita, carece de lo físico, cuerpo en acción, esa transfiguración de su entidad que deviene teatralidad, y solo puede serlo en potencia. Por eso no es fácil leer textos dramáticos, porque la búsqueda de sentidos como lectores se bifurca, sino se multifurca, igual –supongo yo– debe suceder en su escritura. […]

Entiendo que mi tarea de ser una lectora me vuelve una autora irreverente de los textos que leo: las asociaciones y las ideas que se me propusieron estas lecturas se ordenan en patrones de mi propia historia lectora, pero está claro que nunca esta subjetividad puede ser autosuficiente, porque siempre se apoya en reglas que, a lo mejor, no fueron creadas por quien escribe, pero sí fueron puestas en juego por ella. Tale, bancate ese defecto: escribir, como leer, supone esos riesgos, que los lectores seamos irrespetuosos y no sumisos a lo que se establece.

Sobre todo si hay mucho, como en este caso, para levantar la cabeza.”

Claudia Fino